Revoltón cerámico curvo Mallorquín

Revoltón cerámico curvo Mallorquín

El revoltón mallorquín es una bovedilla cerámica única que tiene la particularidad de ser un tablero cerámico curvo. Todo el proceso a partir de la extrusión del barro es manual.

Tanto la colocación de las piezas por su secado como la puesta y la extracción en el horno se prepara manualmente. Se elabora con unas tierras singulares, moliéndolas hasta obtener una textura finísima. La cocción con biomasa de estas tierras le da a la pieza una tonalidad única que hace que todas las piezas sean diferentes y que combinadas en un techo aporten una gran calidez a la vivienda.

El revoltón Mallorquín es una pieza curva y disponemos de las siguientes medidas:
– Revoltón Mallorquín de 50x23x6x2,5 cm
– Revoltón Mallorquín de 60x23x9x2,5 cm
– Revoltón Mallorquín de 70x23x12x2,5 cm

Preparamos la cantidad exacta de piezas que necesite la obra. No es obligatorio pedir palets completos.

Es importante seguir las especificaciones del fabricante para evitar posibles problemas en la colocación del material. Un aspecto esencial es sellar con cemento cola todas las juntas de los tableros una vez colocados sobre las vigas y cubrir toda la cerámica con una lámina impermeable transpirable. Después de esto, se puede tirar el hormigón encima si es necesario.

Desde nuestro departamento comercial damos un amplio servicio: tomamos medidas in situ para hacer un presupuesto sin compromiso y también hacemos un seguimiento de obra por si surge cualquier duda al albañil.

Puede obtener más información consultando la ficha técnica adjunta o contactando con nosotros.

Revoltón cerámico curvo Mallorquín
Revoltón cerámico curvo Mallorquín