Armadura Murfor o de tendel

Armadura Murfor o de tendel

El Código Técnico de la Edificación (CTE) define explícitamente la cuantía mínima de armadura para dotar a la fábrica de ductilidad y prevenir la fisuración. En este sentido, determina que la separación vertical entre hiladas armadas no superará los 60 cm y que el área de acero no será inferior al 0,03 del área del muro. Esta medida es preventiva y, dado que está explícita en el CTE, puede ayudar para hacer frente a la responsabilidad civil derivada de procesos patológicos producidos por fisuración en los muros. Sin embargo, esta medida, por sí sola, no constituye una garantía al 100 de ausencia de fisuras. Lo que realmente es efectivo para evitar la fisuración es un buen diseño de la solución constructiva que evite las situaciones de riesgo.

El CTE deja muy claro qué tipo de protección contra la corrosión debe tener la armadura en función del ambiente donde vaya a ser instalada:
– Ambiente interior — Galvanizado
– Ambiente exterior — Galvanizado + Orgánico (Epoxy)
– Ambiente agresivo (marino) — Inoxidable

Los recubrimientos de mortero superior e inferior no deben ser inferiores a 2 mm. Es muy importante, para cumplir con el CTE, que este recubrimiento sea constante a lo largo de toda la armadura. Cualquier contacto puntual del alambre que configura las armaduras con las piezas de fábrica incumple el CTE en cuanto a recubrimiento mínimo y, además, constituye un puente de humedad que puede generar diversos procesos patológicos. Los recubrimientos de mortero laterales no deben ser inferiores a 15 mm. En este caso también debe ser constante a todo lo largo de la armadura, incluida la zona de solape.

Para cumplir con la normativa vigente para un correcto solape entre armaduras de tendel en celosía se deben cumplir los siguientes requisitos:
– Longitud de solape: 250 mm (0,6 de la distancia entre nudos)
– Distancia horizontal entre barras solapadas: 20 mm
– Recubrimiento lateral mínimo en los puntos de corte: 30 mm (excepto acabados inoxidables).

IMPORTANTE: en los extremos de las armaduras con uso estructural deben concurrir los tres requisitos: ADHERENCIA, RECUBRIMIENTO y SOLAPE.
El diseño en el extremo de estas novedosas armaduras permite cumplir los requisitos de la distancia de solape de 250 mm y de la separación de los alambres longitudinales de las armaduras de 20 mm sin necesidad de cortar alambres ni manipulación alguna.

PARA EVITAR TODA PATOLOGIA PRODUCIDA POR MALA EJECUCION DE SOLAPE SE RECOMIENDA EL USO DE ARMADURA GEOFOR®

Armadura Murfor o de tendel
Armadura Murfor o de tendel