A menudo el Revoltón cerámico Mallorquín lo atribuyen a un techo rústico de una casa rural antigua con paredes de piedra y vigas corpulentas. Pero no siempre es así. El Revoltón cerámico Mallorquín se puede utilizar para distintos ambientes. Los cuáles se crean con una buena combinación de elementos.

El estudio de Arquitectura Carmen Cárcel, www.carmencarcel.com, ha llevado a cabo el proyecto de la oficina de Turismo de Cortes de Pallás (Valencia) utilizando el Revoltón cerámico Mallorquín como protagonista del techo interior y dejando evidente que este producto también puede utilizarse en ambientes modernos que quieran evocar una calidez en el espacio interior.

Esta singular oficina de Turismo se accede a través de una antigua torre eléctrica de transformación. La contundencia de su volumetría exterior nada tiene que envidiar a la riqueza del espacio interior conseguido a partir de la sencillez geométrica del volumen y a su espectacular cubierta inclinada resuelta con Revoltón cerámico Mallorquín, protagonista indudable de este sugerente edificio.