Muchas casas rurales con años de historia tienen cubiertos de madera dañados que deben renovarse. En muchos casos, la rehabilitación de cubiertas y porches rústicos se realiza con nuestras vigas de hormigón imitación madera combinadas con cerámica.

Con nuestras vigas de hormigón imitación madera y los tableros cerámicos garantizamos la durabilidad y evitamos el mantenimiento constante que se necesita para cualquier otro material. Las vigas las fabricamos a medida y podemos realizarlas con diferentes terminaciones: pecho paloma, cabeza biselada, etc. Los bardos cerámicos pueden ser de diferentes acabados, ya que la tonalidad varía según las tierras que se utilizan. Tenemos el modelo Gandesa (color paja), Mallorquín (color destonificado), Quercus (pintado imitación madera), etc.

El objetivo final es conseguir rehabilitar el techo con una solución resistente y una apariencia rústica y tradicional.