A la mayoría nos gustan los porches de madera. Aportan calidez y tranquilidad a nuestro hogar pero tienen un gran inconveniente: La madera, como materia orgánica que es, está sometida a enfermedades y ataques de seres vivos, como hongos o invertebrados, y también a los ataques de los agentes atmosféricos. Es decir, necesita de un esfuerzo constante para que no envejezca ni se deteriore. Por lo tanto, ¿es posible un porche de madera sin mantenimiento?

Con nuestras vigas de hormigón imitación a madera conseguimos dar un espacio con la misma belleza de la madera y, además, le añadimos la durabilidad del hormigón. Con nuestros porches de “madera” nos olvidemos de barnizar cada año las vigas y simplemente disfrutamos del espacio.Tenemos diferentes texturas (imitación madera o lisa) y colores (Nogal o Norte) para conseguir el acabado ideal para cada cliente. Las terminaciones de las vigas pueden ser con distintas formas: biselado, pecho de paloma o rectas. O también nos puede pasar el dibujo de la terminación deseada para aplicarla a las vigas.

¡Es hora de disfrutar de los porches!