En algunas viviendas se quiere restaurar la barbacana y conseguir un acabado decorativo que no comporte mantenimiento. La mejor manera de conseguirlo es utilizar nuestros canecillos de hormigón imitación madera combinados con un tablero cerámico Quercus (imitación madera).

La longitud de los canecillos la podemos fabricar a medida y los tableros cerámicos Quercus (imitación madera) los tenemos de 50, 60, 70, 80 y 100 cm de longitud. La punta del canecillo de hormigón imitación madera también lo podemos variar según los deseos del cliente: los modelos estándar son el pecho paloma, el biselado o el recto. De todos modos, podemos realizar cualquier diseño que el cliente necesite. También tenemos diferentes acabados de tableros cerámicos: modelo Gandesa (color paja), modelo Mallorquín (flameado), modelo Rojo o modelo Quercus (imitación madera).

Así pues, las combinaciones son infinitas para que quede un acabado decorativo y sin mantenimiento.